1.11.2007

¿Es correcto relanzar las incorrecciones?

En el ámbito del uso del idioma, fiarse de la lógica tiene sus bemoles. Un aparato sin cable es un cómodo y útil invento. Pero la plausible existencia del micrófono inalámbrico, por ejemplo, ha generado que las personas relacionadas con el rubro del audio estén empleando el horrísono adjetivo "alámbrico" para especificar que dicho dispositivo cuenta con cable. No siempre los términos con el prefijo "in" -cuando indica negación o privación- suponen una locución sin la presencia de esta partícula compositiva. Esta misma "lógica" es la que lleva a muchos hablantes, sobre todo los dedicados a la comunicación y política, a suponer que el prefijo "re" significa repetición, por lo que asumen que "relanzar" es lanzar algo nuevamente -no tienen la más mínima idea de que este verbo significa repeler, pues en este caso dicho prefijo indica oposición o resistencia-. Pero como lo común se convierte, tarde o temprano, en lo correcto o aceptado (¿no ocurre algo parecido en el "rubro" de la corrupción?) quizá la vigésima tercera edición del Diccionario de la lengua española nos dé alguna sorpresa que sin duda los más castizos relanzarán.

5 comentarios:

javicio dijo...

Para dar consejos sobre corrección idiomática, priemro deberías ostentarla. Dices "la más mínima", lo cual es una redundancia inaceptable. Se dice "la mínima duda", por ejemplo. Duplicas superlativos y eso está mal. Ten mas cuidado. Javier

javicio dijo...

Perdón. Se me fue el "más" sin tilde. Ten más cuidado.

José Donayre dijo...

En un párrafo de 191 palabras, cometí supuestamente un error. En uno de 36, has cometido dos (“mas” y “priemro”). Tu índice de error es de 0.055 y el mío sería de 0.005. ¿Quién debería tener más cuidado? De todos modos, gracias por tomarte el tiempo de leer mi blog, haber aprendido un par de cosas que harán de ti mejor ciudadano de la Comarca de las Letras y advertirme de una supuesta tara que me permitirá redactar en serpentinas sin margen de error. Ahora, la lección: la locución adverbial “la más mínima” está aceptada y significa nada en absoluto. Busca el término “mínimo” en el “Diccionario de la lengua española”. Y recuerda que los libros no muerden… sólo ladran.

javicio dijo...

Yo no me dedico a escribir blogs pontificando sobre cosas quE no sé (como tú), ni a corregir a los demás. Soy disléxico y disgráfico, contra eso no puedo hacer nada si escribo alguna palabra al revés. E insito en quE "la más mínima" es una BARBARIDAD.

José Donayre dijo...

En tu primer comentario demostraste ser un usuario del idioma mal informado y altanero. En el segundo, ser un sujeto que reconoce sus errores, aunque con cierta dosis de arrogancia. En el tercero, ser un tipo intolerante y contradictorio, que descalifica a su interlocutor ante la falta de argumentos. Tu perfil se completa con el seudónimo que utilizas para enmascararte y con tu manera ramplona de escribir. Resulta difícil discutir con una persona con tan pocos atributos. Piensa lo que quieras de la mentada locución adverbial. Lo único que queda claro es que el analfabetismo funcional está más difundido de lo que los expertos aseveran. Y hasta que esta situación no se logre superar, estaremos expuestos a la mediocridad y cobardía.